Apellido

Baggio

Nombre

Roberto

País representado

Italia

Nacido el

18-02-1967

Lugar de nacimiento

Caldogno

Altura

174 cm

Peso

73.0 kg

Carrera como jugador

Puesto

delantero

Clubes

Vicenza (1982-85), Fiorentina (1985-90), Juventus (1990-95), AC Milán (1995-97), Bolonia (1997-98), Inter de Milán (1998-2000), Brescia (2001-2004)

Convocatorias

56 (1988-2004)

Goles con la selección

27

Primera convocatoria

16/11/1988, Italia-Holanda (1-0)

Última convocatoria

28/04/2004, Italia-España (1-1)

Primer gol con la selección

22/04/89, Italia-Uruguay (1-1)

Último gol con la selección

23/06/98, Italia-Austria (2-1)

Palmarés como jugador

  • Con la selección
    • finalista de la Copa del Mundo (1994), tercero (1990), 3 participaciones (1990, 1994, 1998), 16 partidos, 8 goles
  • Con sus clubes
    • 1 Copa de la UEFA (1993)
    • 2 Campeonatos de Italia (1995,1996)
    • 1 Copa de Italia
  • Distinciones
    • Balón de Oro europeo (1993)
    • Mejor Jugador FIFA (1993)

El nueve y medio

Roberto Baggio foto 1

Cuarto goleador histórico de la “Squadra Azzurra” con 27 anotaciones en su haber, por detrás de Riva (35), Meazza (33) y Piola (30), Roberto Baggio, apodado “Il Codino” o “Il Divino”, tiene la particularidad de haber disputado tres Copas del Mundo y haber sido eliminado de todas ellas en la tanda de penales.

Roberto Baggio foto 2

En su honor, el francés Michel Platini creó un término que desde entonces se aplica a muchos jugadores de vocación ofensiva: el 9 y medio. “No es un verdadero número 10 pero tampoco un punta, para mí sería un 9 y medio”, declaró Platini al calificar el juego de su sucesor en el corazón de los hinchas de Juventus de Turín

Este verdadero trotamundos del “calcio” -7 equipos en 18 años- quedará marcado para siempre como el futbolista que no pudo llevar a su país a la conquista de su cuarta Copa del Mundo de fútbol e igualar así la hazaña de Brasil.

Budista en el país del Papa

Roberto Baggio foto 3Roberto Baggio foto 4

En Italia-1990 el anfitrión se apeó del torneo en semifinales al caer ante Argentina en tanda de penales 4-3, luego de empatar 1-1. En Estados Unidos-1994, en la final contra los auriverdes y tras un triste 0-0 al cabo del tiempo reglamentario, llegó la fatídica prueba de los penales…y la desolación de Baggio al ver el balón volar por encima del travesaño.

Se llegó a 1998, al Mundial de Francia. En cuartos de final, las huestes italianas frente a los locales tricolores: otra vez Baggio frente a la pelota…y gol. Pero Di Biagio no marcó, e Italia se fue por tercera vez de un Mundial por culpa de los penales.

Esta mala suerte no debe, sin embargo, empañar sus cualidades como jugador, que fueron muchas: Baggio poseía un juego vivaz, un buen remate y un gran olfato para el gol (cinco goles en Estados Unidos-1994). Ya sea en Juventus de Turín, con el que logró el doblete Copa-Campeonato de Italia en 1995, o en el AC Milán, con el que conquistó el “Scudetto” al año siguiente.

Roberto Baggio foto 5

Este adepto del budismo -que se sumó en el 2001 a las filas del modesto equipo de Brescia- no logró convencer a Trapattoni para que lo llamase a filas para su cuarto Mundial en 2002.

Justo antes de colgar las botas fue convocado en abril 2004 por “Trap”, contra España, como regalo de despedida.

Nada más terminar su carrera comenzó la lluvia de homenajes y se convirtió en el héroe imaginario de una serie policial llamado “Orfeo Baggio”. Así pues, sus fanáticos se enteraron de que llevaba el nombre de sus hijos escrito en sus botas y que el cineasta Franco Zeffirelli deseaba que este budista hiciese el papel de Jesús en una película.